La Mujer Actual

Esta semana dedicada a nosotras, las mujeres, se han comentado muchos temas que llevan afectándonos desde hace años y, desgraciadamente, no les ponemos solución. No obstante, lo peor no es que no los solventemos, si no que existan sólo por el hecho de pertenecer a un sexo u otro.

Se supone que hemos ganado terreno en el ámbito político, social, laboral, cultural… Pero, ¿es un terreno real? ¿O deberíamos hablar todavía de ficción? Sigue habiendo obstáculos, barreras, impuestas por la sociedad y su mentalidad engrasada de una época pasada.

dia de la mujer

Algunos estudios confirman que todavía han de pasar 70 años para que la situación de la mujer se equipare a la del hombre en todos los escenarios. Por supuesto, hemos avanzado. Pero aun queda mucho camino por recorrer. El día que deje de obsesionarnos, será el día en el que habremos llegado a nuestra meta. (Esto ocurre también en cuestiones de origen, clase social u orientación sexual… “¡dejad que evolucione este animal!”).

Es una utopía pensar que “correr como una niña” signifique ser la persona más rápida. ¿Y, por qué no? Ahora vendrán los estudiosos de la biología y me intentarán convencer de algo en lo que no creo. Si te lo curras, lo consigues. Todos tenemos un cuerpo y dos piernas que nos sustentan. Depende de cada uno decidir qué quiere hacer con ellas.

Al igual que decidir si quiero o no tener hijos/as, ¡qué se han creído algunos! (No voy a entrar en este tema que me da para otro artículo entero…) Y así como decidir lo que quiero, también puedo decidir no elegir. Es decir, ¿por qué tenemos que encasillarnos en un bando? Tienes que ser o la mujer trabajadora, independiente y autónoma; o la madre de familia y esposa. ¿Y si quiero ser las 5 cosas a la vez? ¡O ninguna! “¡Solo quiero ser rebelde!” (xD)

Bromas aparte. Dejémonos de machismos y hembrismos que no tienen cabida en la sociedad en la que vivimos. Sí, he dicho hembrismo, eso que algunos confunden con feminismo y no tiene nada que ver, ya que el segundo busca la igualdad entre ambos sexos, no la superioridad del femenino sobre el masculino.

A día de hoy, quedan muchos renegados (y, aunque parezca increíble, también muchas). La educación y cultura del pasado ha hecho mella en mentalidades que, a las alturas en que están, ya no van a cambiar. Pero, cada paso que damos en firme, es uno más hacia la igualdad de una sociedad con la que tenga sentido comprometerse.

Y no sólo depende de nosotras. Cada vez que veo a un hombre de mi alrededor haciendo un pequeño gesto para que esto cambie, me siento orgullosa, Me encanta la compañía que he elegido y la que ya me ha venido de fábrica. Sé que gracias a personas como ellos, esos 70 años, que se supone que quedan, se convertirán en la mitad. Y llegará un día en que la niña que corre no sea una utopía, si no que, efectivamente, sea la más rápida de la clase.

 

Gracias, Andrea 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: